Ácido Hialurónico

Ácido Hialurónico: ¿Para que Sirve el Ácido Hialurónico?

Este es sin duda uno de los ingredientes que más se ha puesto de moda en los últimos años para contrarrestar los signos de la edad de manera celular en la medicina estética, ha sido utilizado, mencionado y promocionado en demasía, pero ¿en realidad sabes qué es el ácido hialurónico, cuál es su función en la piel y de dónde proviene? A continuación te contamos cómo este maravilloso ingrediente actúa y le da a tu rostro una apariencia fenomenal de forma natural.

Descubre la NUEVA rutina antimanchas con ácido hialurónico

VISITA NUESTRA
TIENDA OFICIAL 
DE AMAZON

¿PARA QUÉ SIRVE EL ÁCIDO HIALURÓNICO?

Esta molécula ha sido estudiada y aprovechada en diversos campos con muy pocos efectos secundarios, entre ellos, el médico, donde se han encontrado aplicaciones en el tratamiento de diferentes patologías; la primera de ellas, por ejemplo, en el tratamiento de enfermedades degenerativas de las articulaciones como la artrosis. En este caso se realizan infiltraciones de ácido hialurónico con dos objetivos muy puntuales, reducir el dolor y lograr una notable regeneración del cartílago.
Asimismo, la molécula del ácido hialurónico también se utiliza para sustituir o reponer el líquido sinovial que se pierde en la realización de artroscopias. Por otro lado, en el deporte de élite se usa para recuperar con mayor rapidez las lesiones articulares, entre las que se encuentran los tobillos, rodillas y otras.
En odontología se utiliza para mejorar la cicatrización y regenerar las encías y la mucosa oral.
En otros campos, como en la medicina estética, las cremas con ácido hialurónico y el serum con ácido hialurónico se han puesto de moda en los últimos años para contrarrestar los signos de la edad a nivel celular, y aunque seguro te lo has encontrado con un sin fin de productos cosméticos, ¿en realidad sabes cuál es su función en la piel y de dónde proviene? A continuación te contamos cómo este maravilloso ingrediente actúa y le da a tu rostro una apariencia fenomenal.

¿Qué es el Ácido Hialurónico?

En esencia, es un tipo de azúcar molecular que, de hecho, está presente en tu organismo, se encuentra en la epidermis, tejidos conectivos, cartílagos, líquido sinovial, ojos y muchos otros órganos y tejidos.

Sin embargo, como muchas cosas en el cuerpo humano, a medida que envejecemos, va disminuyendo y su presencia en el organismo se reduce con los años, entonces es cuando nuestra piel pierde hidratación, lo que se traduce en pérdida de elasticidad y firmeza, volviéndose fláccida y esto da paso a la aparición de arrugas.

En las articulaciones ocurre algo similar, ya que los cartílagos se hacen más rígidos, aumentando la posibilidad de rupturas y la sensación de dolor con cada movimiento a causa del roce entre los huesos. Algunas fuentes mencionan que a la edad de 50 años queda la mitad del ácido hialurónico corporal existente en el organismo.

Hablando propiamente del ácido hialurónico y sus propiedades más importantes, destaca su capacidad para atraer y retener el agua, lo que hace que los tejidos que la poseen se mantengan en buenas condiciones, especialmente en tu piel, donde una de sus funciones principales es mantenerla protegida y renovada. Además, cuenta con propiedades increíbles, ya que es capaz de retener la humedad de una manera impresionante; de hecho, una sola molécula puede contener hasta mil veces su propio peso en agua y esto es aprovechado muy bien en los productos cosméticos.

Así pues, un gramo de ácido hialurónico es capaz de contener hasta seis litros de agua. Sorprendente, ¿verdad? Pues esa es la principal razón por la cual este ingrediente ha estado presente en distintos productos de belleza, y también por lo que al estar presente en nuestro organismo, es muy bien tolerado por la mayoría de los tipos de piel en las personas.

Los cosméticos y el Ácido Hialurónico

Debido a que la integración del ácido hialurónico a la medicina estética es relativamente nuevo, hay que tomar en cuenta que hasta el día de hoy se siguen realizando estudios acerca de los efectos en la piel y es por ello que muchos especialistas en la piel recetan estos tratamientos con recomendaciones específicas; por supuesto, a un de nivel cirugía o aplicación inyectable. Es por ello que si estás pensando en probar estos productos, lo hagas con empresas que sustenten de manera firme sus años de investigación o sus tratamientos de ácido hialurónico y te sientas cómoda si es que has probado alguno de sus productos antes de confiar en sus resultados, ya que al igual que la mayoría de los tipos de colágeno se regeneran en las lesiones, la función de este activo es el de mejorar las células y nutrir tu piel a un nivel reconstructivo.

Ácido Hialurónico: ¿Cómo ayuda a la piel?

Seguro te preguntarás ¿cómo se refleja esto en mi piel? Pues bien, como ya lo mencionamos, una piel bien hidratada tiene un aspecto más firme y luminoso. Por otro lado, el ácido hialurónico al ser capaz de actuar como una “esponja” para retener el agua en la piel, le aporta volumen y reduce visiblemente las arrugas, líneas de expresión y revitaliza las capas superiores de la piel haciéndola lucir increíblemente sana con efectos y resultados comprobados.

  1. Este efecto en tu piel también se traduce a:
  2. Mantiene la correcta estructura de la piel.
  3. Retiene el agua en la epidermis, pues hidrata de forma natural.
  4. Facilita la reparación celular.
  5. Ayuda a “rellenar” las arrugas y finas líneas de expresión.

Pros y contras del Ácido Hialurónico

Este activo revolucionario mantiene la hidratación de la piel y volumen, haciendo la función de remodelarla y hacer que su aspecto sea mucho más sano. Esto se ve reflejado de muchas maneras, como por ejemplo eliminando:

  1. Patas de gallo
  2. Contorno de labios
  3. Realzamiento de los pómulos
  4. Rellenar surcos nasogenianos, (esas líneas que bajan de la nariz hacia los laterales de la boca)
  5. Las del entrecejo
  6. Las de la frente

Además, favorece la regeneración del colágeno en nuestra dermis. Como ves, estos beneficios son grandiosos, ya que nuestra piel se sentirá y se verá mucho más joven. Pero, por otro lado, a manera de tratamiento inyectado y con un carácter más clínico y estético, existen consecuencias que seguro le darán a tu piel problemas. Es por ello que, una vez más, te recomendamos utilizar productos que estén probados y sustentados bajo una empresa con años de experiencia, ya que de no ser así podrías experimentar consecuencias como:

  1. Irritación
  2. Hinchazón
  3. Aparición de bultos.

QUÉ CANTIDAD DE ÁCIDO HIALURÓNICO PUEDO NECESITAR SEGÚN MI EDAD

De acuerdo a tu edad, los requerimientos de ácido hialurónico cambian, ya que se enfrenta a factores como los genes, tu estilo de vida, la alimentación y por supuesto, la misma edad.

Alrededor de los 30:

Es muy común que en esta década comiencen a notarse los signos de la edad o los cambios en la piel. Aparecen los primeros signos de envejecimiento, tales como la marca más ligera o profunda de algunas líneas de expresión y la aparición de las primeras arrugas. Para contrarrestarlo, es útil recurrir a los beneficios del ácido hialurónico, que ayudará a rellenar las arrugas y a recuperar el aspecto joven.

Llegando a los 40 años:

Entrando a esta década, el principal problema y punto a notar es la flacidez y la pérdida de volumen de la piel, así como la reducción de los contornos faciales.

A partir de los 50 años:

Con la llegada de los 50, es muy común que las personas se enfoquen en dos problemas básicos de la piel: la pérdida de elasticidad y la profundización de las arrugas.

En ambos casos, para solucionar los problemas que aparecen a partir de los 40 y 50 años, es recomendable recurrir a una crema facial de día con ácido hialurónico, que permitirá corregir los efectos del envejecimiento, hidratando la piel y ayudando a rellenar las arrugas. Al mismo tiempo, antes de ir a dormir, será importante aplicar una crema de noche tras el tratamiento diario de cuidado de la piel.

Ácido Hialurónico para el Anti-envejecimiento

En la juventud, nuestra piel tiene la capacidad de retener el agua suficiente para mantener un equilibrio de humedad que evite que se maltrate fácilmente y que aporte un aspecto de suavidad y elasticidad. Sin embargo, con el paso del tiempo y especialmente cuando pasamos la barrera de los 30, la producción natural de ácido hialurónico se reduce y esto se refleja en la salud de la piel con consecuencias como la pérdida de firmeza y volumen en nuestra dermis, lo que da paso al envejecimiento de la misma.

Si a lo anterior le sumamos los factores climáticos como la exposición al sol, contaminación, etcétera, es necesario utilizar cremas protectoras que además de contar con ácido hialurónico, contengan en su fórmula filtros solares de alta resistencia y al mismo tiempo que eviten ingredientes agresivos para nuestra piel.

Utilizar de manera rutinaria productos con ácido hialurónico es esencial para ayudar a mitigar los problemas de envejecimiento y mantener un buen balance en la piel, haciendo que recupere humedad, mejorando su volumen y humectando las capas de la piel para mejorar así su aspecto.

La Crema Reparadora de Noche Luminous 630 Anti-Manchas de NIVEA es una opción ideal para proteger a tu piel y su fórmula está enriquecida con Ácido Hialurónico que ayuda a hidratar y reparar la piel ayudando a disminuir las líneas de expresión mientras duermes a partir de 4 semanas**.

Pues bien, aquí lo tienes, mejorar el aspecto de nuestra piel es posible con ayuda del ácido hialurónico, un ingrediente que puede volverse el mejor aliado de tu piel para protegerla. ¡No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para descubrir más tips y productos que pueden mejorar y cuidar tu piel!

¿Te queda claro qué es y qué sirve el ácido hialurónico?, ¿Has utilizado el ácido hialurónico?, ¿Quieres conocer más sobre este ingrediente?, Escríbenos para más dudas